Frank Marshall, su maestro

You are here

(Mataró, 1883-Barcelona, 1959)
Frank Marshall, hijo de una família inglesa que fue a vivir a Cataluña para trabajar en la construcción de una fábrica textil, nació en Mataró el 1883. De niño ya demostró tener un talento para la música. Empezó su formación musical en su ciudad natal con el maestro Teodor Solà Vendrell. Posteriormente se trasladó a Barcelona para estudiar en el Conservatorio Superior de Música del Liceo con el profesor Sánchez Cabañach y el profesor Puyé. Acabada la carrera, continuó sus estudios de perfeccionamiento con Enrique Granados y en 1907 fue nombrado subdirector de los estudios de piano de la Academia Granados.

Paralelamente, en estos mismos años, empezó su carrera como pianista presentándose en varias capitales europeas y americanas. En 1906 dio algunos conciertos en la Exposición de Milán y para Alemania, hecho que le permitió conocer personalidades del ámbito pianístico de aquel momento como los pianistas Ferrucio Busoni y Emil von Sauer.

En 1907 ganó el Premio Ortiz & Cussó del Concurso de Composición Sobrequés i Reig con la obra Suite Catalonia, cuyo jurado estaba presidido por el mismo Granados. Su estrecha relación con este compositor hizo que Frank Marshall se convirtiera en el legítimo continuador de la escuela pianística de este maestro a través de la Academia Granados. Perpetuó los principios sobre sonoridad y utilización del pedal que Granados sistematizó en su método pedagógico. A la muerte de Granados, en 1916, Frank Marshall pasó a ser director de la Acadèmia Granados hasta 1920, cuando cambió el nombre de la escuela por el de Academia Marshall.

Es autor de dos tratados pedagógicos: Estudio práctico sobre los pedales del piano (1919) y La sonoridad del piano (1940), en los cuales aplica sus principios de la sonoridad en el repertorio de cada curso. Su relación con el mundo musical internacional se mantuvo a lo largo de toda su vida. En 1925 realizó varias grabaciones para la discográfica Welte-Mignon de Freiburg (Alemania).

Entre 1926 y 1927, Marshall participó en los Festivales Falla que se organizaron en Barcelona con la interpretación en la parte solista de la obra Noches en los jardines de España, que también tocó en Sevilla y en Cádiz dirigido por el mismo Manuel de Falla. En 1932 fue invitado a formar parte del jurado del Concurso Internacional de Piano de Viena y en 1937, del Concurso Internacional Frederic Chopin, al lado de Henry Wieniawksy, Clemens Krauss, Wilhem Kempff y Alfred Cortot. Paralelamente a su labor pedagógica, fue presidente delegado en Barcelona de la Asociación de Cultura Musical, entidad promovida por la agencia Conciertos Daniel, que trajo al Palau de la Música Catalana de Barcelona una de las temporadas de conciertos más brillantes, con intérpretes como Claudio Arrau, Arthur Rubinstein, Wanda Landowska, Sergei Rachmaninoff, Yasha Heifetz, entre muchos otros. Frank Marshall fue maestro de toda una generación de pianistas catalanes, entre los cuales cabe destacar los hermanos Carles i Giocasta Corma, Mercedes Roldós, Maria Vilardell, Rosa Maria Kucharsky, Rosa Sabater, Alberto Attenelle, Carlota Garriga y Alícia de Larrocha, a la cual Frank Marshall dejó como heredera en la dirección de la Academia.

Se casó con Teresa Cabarrús, hija de diplomáticos franceses, pintora y poeta, con quien no tuvo hijos. Teresa Cabarrús supo apoyar la labor pedagógica de su marido organizando conciertos y ocupándose de los cursos de declamación y de literatura que complementaban los estudios musicales que se impartían en la Academia.
Gracias a su espíritu, esta escuela constituyó una referencia cultural en la Barcelona de los años cuarenta y cincuenta. Frank Marshall murió de una enfermedad pulmonar en 1959.

Social